¡Ganaron pero no brillaron! ¡Comenzó la fiesta en Brasil!

BrasilCroaciaAtrás quedaron las estrellas lesionadas, los trabajos inconclusos, las huelgas y hasta la ceremonia de inauguración al sonido del pitazo inicial en el encuentro entre Brasil y Croacia. Un himno nacional una vez más cantado con fuerza y coraje por miles en el estadio y millones fuera de él. Tanto fue el ruido ensordecedor que pusieron la piel de gallina hasta aquellos que no eran cariocas. Tanto fue el ruido ensordecedor que parecía que a mitad del himno habían apagado la música y los más de 60,000 hinchas cantaban a acapella. Tanto fue el ruido ensordecedor que el portero Julio César terminó con lágrimas en los ojos después del himno.

Pero seamos neutrales. La fiesta antes del partido estuvo linda, y lo más seguro la fiesta después del partido ha de estar en su máximo clímax mientras escribo estas líneas, pero el resultado final de 3-1 a favor de los verde amarela resultó ser engañoso según lo mostrado en la cancha. Croacia empezó sorprendiendo con un autogol de Marcelo, aunque Neymar se encargó del empate 18 minutos después del sorpresivo balde de agua. El tiempo transcurría y Croacia ganaba confianza en la cancha. Es verdad que no inquietaba tanto después del primer gol, pero tampoco permitía que Brasil pudiera mostrar su mejor juego. El primer tiempo terminó viéndose a una deslucida selección sudamericana y a una selección europea sin miedo de estar enfrentando al pentacampeón mundial. Ya para la segunda parte Brasil urgía de encender la fiesta a como diera lugar, sin importar el jogo bonito. Tanto así que hasta Neymar se llevó la primera tarjeta amarilla del mundial.

…Y llegó el regalito… Con un jogo feito Fred se dejó caer en el área y el árbitro japonés Nishimura, engañado, concretó un penal a favor de Brasil, quien a pesar de que mejoraba de a poco su juego, no conseguía penetrar el arco croata. Para Croacia en cambio llegó la injusticia, primero por el penal que no existió; segundo porque el portero Pletikosa estuvo a punto de frenar la celebración del segundo tanto de Neymar, pero no pudo; tercero porque con un gol en contra, los balcánicos tuvieron que adelantar sus líneas dejando vulnerable a la defensa, la misma que en un error en media cancha fue muy bien aprovechado por Oscar y decretar el 3-1 final.

Croacia fue un digno perdedor porque le jugó de tú a tú a Brasil; no sufrió de nervios ni de complejos al enfrentar a la canarinha, además de que tenía a un estadio lleno en su contra, a un árbitro bastante parcial al momento de señalar ciertas infracciones y a 11 Campeones de la última Copa Confederaciones.

Brasil ganó, Neymar brilló (también brilló Oscar), el público disfrutó con su selección… tal como se esperaba al inicio del torneo. Croacia todavía tiene chance de clasificar a la siguiente ronda si le juega de igual a igual como lo hizo con Brasil ante México y Camerún. La verde amarela todavía tiene que mejorar si quiere ser campeón en su casa.

Seguimos con la fiesta futbolística!!!

@falmeidaz
Dedicado a: Carlos Rosero Solís

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s