RusiaHan pasado exactamente 1,431 días desde la final de infarto que protagonizaron Alemania y Argentina en Brasil 2014.  Un estadio Maracaná lleno, con Messi y Schweinsteiger en la cancha, tiempos extras, un Sergio Romero que atajó todo, menos el toquesito que desvió Mario Götze en el minuto 113.  Irónicamente estos dos no estarán en esta cita mundialista por diferentes razones.

Hemos esperado pasivamente porque Rusia se ha encargado que sea así; silenciosamente y sin mucha algarabía.  Más bulla y noticias de este mundial salen y llegan, obviamente desde los países que tienen a sus selecciones clasificadas y aún de aquellas que no tuvieron la misma suerte, pero desde Rusia solo obtendremos noticias una vez que empiece la fiesta, animada por los visitantes quienes han ahorrado por 4 años para ver a su selección en este nuevo mundial.  Se espera que sea un mundial muy bien organizado, aunque no sorprendería que Rusia sea al igual que Sudáfrica, la segunda selección anfitriona en quedar fuera en la ronda de grupos.

Los favoritos para campeonar son selecciones que ya tienen al menos un mundial en sus manos.  Brasil, Alemania, Francia y hasta la misma Argentina que cuentan con un hombre al que muchos consideran medio equipo.  Por ahí pueden asustar Portugal y Bélgica, pero es casi seguro que habrá un ganador que ya sabe lo que es ser campeón del mundo.  Ojalá me equivoque, porque seamos neutros al decir que el fútbol sonreiría más si hubiese un ganador nuevo.

Como en todos los mundiales, hay equipos debutantes, y uno ya sorprendió al mundo por lo logrado en la última Eurocopa.  Islandia tiene, en mi opinión, el grupo más apretado, porque “grupo de la muerte” no creo que exista en este torneo.  Su debut será nada más y nada menos que con Messi o Argentina (como prefiera llamar a la selección albiceleste) y después debe enfrentarse a selecciones experimentadas como Croacia y Nigeria.  Será una sorpresa agradable lo que pueda hacer esta selección en Rusia.

Y hablando de Nigeria, quisiera pensar qué sienten los nigerianos cada vez que clasifican al mundial, ya que en sus seis participaciones, cinco veces le ha tocado compartir grupo con el equipo sudamericano.  En ninguna ocasión ha salido vencedor y es difícil usar la frase conocida: “no hay quinto malo”, porque quizá se repita la historia.

También están los que animan el mundial sin ser favoritos, pero siempre le dan ese toque sorpresivo y gustoso.  Siempre es atractivo ver a la selección Colombia y de Inglaterra se espera que avancen a instancias finales.  México siempre es protagonista, aunque sea más mediático que realista.  Acá en gringolandia, la selección azteca siempre es favorita para ser campeona del mundo, pero se enfrascan en un hipotético quinto juego, y sí que le dedican horas en televisión a ese tema.  Ojalá puedan rescatar dos puntos con Alemania y Suecia para que tengan chance de un cuarto juego.  No la tiene fácil.

De algo sí estamos seguros, y es que no veremos al campeón actual despedirse en la primera ronda como ha pasado con los últimos campeones (Francia, Italia y España).  Alemania viene a repetir y ser el tercer bicampeón mundial, una gesta lograda solo por Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962).

Y bueno, 1,431 días esperando y solo faltan menos de 3 horas para el puntapié inicial.  Los dejo porque tengo que buscar el lugar más cómodo para ser testigo de lo que sucederá en Moscú.  Disfruten del evento más grande del planeta!  Disfruten de la fiesta del fútbol!

@falmeidaz

 

Advertisements